Top
 

Vive una Navidad diferente viajando a destinos exóticos

Vive una Navidad diferente viajando a destinos exóticos

Se acercan la Navidad, las fiestas y unas merecidas vacaciones que deseábamos desde que terminó el verano. Podemos aprovechar estos días para hacer una escapada, por ejemplo, buscando el calor o para disfrutar de las luces y los mercadillos navideños.

Y es que viajar en Navidad es cada vez más frecuente. Mucha gente recibe a Papá Noel en una estación de esquí, otros toman las uvas en una gran ciudad fuera de España y algunos reciben el año nuevo tomando el sol. Hay quien prefiere hacerlo en familia, con amigos o en pareja; pero en cualquier caso, es una forma diferente de vivir las fiestas a unos cuantos kilómetros de casa.

Si este año te apetece celebrar una Navidad diferente en distintos destinos navideños exóticos, revisa este listado con los mejores destinos navideños.

 

KIOTO, JAPÓN

Kioto es el centro del budismo en Japón. Así que como debes imaginarte, aquí las Navidades son un poco diferentes. Sin tener esta época ninguna connotación religiosa, los japoneses celebran estos días del año decorándolo todo de campanillas e impregnándolo del romanticismo clásico. El día de Nochebuena, las parejas salen a cenar a restaurantes pijos, a los mejores bares y acaban en los “hoteles más románticos”.

Después de una noche de amor, disfruta de un momento espiritual en el templo Chion-in, donde como todos los 25 de diciembres se celebra el O-minugui Shiki (la ceremonia de la limpieza). Es un acto acompañado de música que se realiza en honor del nacimiento del Budismo de la Tierra Pura. Y para acabar bien el día, dirígete al Oeste, hacia las afueras de la ciudad para pasear por Arashiyama.

Esta zona es conocida por ser un área recreacional de la nobleza japonesa. Perderte por la espesura de los altísimos bambúes es como adentrarse en otro mundo… ¡te aseguramos que pasarás un día de Navidad mágico!

MALDIVAS

Difícil echar de menos la purpurina y los tacones cuando uno se halla inmerso entre exotismo tropical y naturaleza virgen. Nada más lejos de fiestas multitudinarias ofrece este rincón soñado, considerado por muchos como el cielo en la tierra. A cambio, en estas mil doscientas islas posadas sobre el Índico al sur de La India, la Navidad llegará pintada de todos los matices del azul y salpicada de motas verdes.

Nada hay como la magnética visión de estos atolones en el medio de la nada, donde el lujo, materializado en sus resorts, pasa por contemplar peces multicolores bajo el suelo acristalado o incluso al recibir un masaje en un spa submarino que transparenta la vida bajo el agua. Más allá de Male, la abigarrada capital, la calma más absoluta invade todo el archipiélago, en el que se puede nadar con hasta veintiséis especies de tiburones, pasear bajo las palmeras, visitar aldeas marineras… y creerse el más afortunado Robinson Crusoe.

TAILANDIA

Diciembre es uno de los meses más populares para visitar Tailandia. Una de las razones principales es el buen clima que hay en este mes. Mucho sol, poca lluvia, y las temperaturas son muy agradables sin el bochorno de otras épocas.

Es el mes en el que se inicia la temporada turística de mayor afluencia de turistas extranjeros.

Realiza un viaje único, y déjate maravillar por la naturaleza de este país, que te dejará sin habla.

ISLAS FIJI

Exóticas como ningunas se presentan las fiestas en esta joya del Pacífico perdida a más de dos mil kilómetros al norte de Nueva Zelanda. Tal vez porque se trata del primer lugar del planeta en recibir el año nuevo, los habitantes de Fiji se lo toman muy en serio. Tanto, que las celebraciones pueden llegar a extenderse incluso a más de una semana.

Sus ingredientes: mucha comida y bebida, cantos y baile del meke, que es su danza tradicional común en los eventos especiales. Huyendo del frío, muchos viajeros se desplazan a la otra parte del mundo para unirse a esta fiesta insólita. Y ya de paso, para descubrir este archipiélago de los Mares del Sur trazado de sol, playas y barreras de coral, al que no resulta tan difícil llegar como luego querer salir. Los nombres de sus islas lo dicen todo: Mamanuca, Yasawas, Viti Levu…

VIETNAM

Anímate a celebrar la navidad en un país tan bello como Vietnam, las temperaturas cálidas de todo el año se templan.

Realiza un viaje  a Vietnam en estas fechas navideñas, y tendrás la oportunidad de conocer Vietnam y Camboya, dos países del sudeste asiático con mucho que ofrecer, desde contemplar los fabulosos templos de Angkor Wat, pasear por las grandes urbes de Saigón o Hanoi a descubrir las minorías étnicas de Sapa.

SEYCHELLES

Un seductor ramillete de más de cien islas cargadas de exotismo aguarda en este archipiélago africano de playas acariciadas por el Índico bajo una ristra de palmeras. Su escasa población, apenas unos ochenta mil habitantes, y la sensación de hallarse en un lugar remoto, ajeno a ritmo cotidiano de la vida, propician otro estado de paz muy distinto al de los cánones navideños: el de la calidez de sus benignos 28 grados, la luminosidad de sus atardeceres y ese toque criollo que caracteriza el lugar y que se extiende a su gastronomía, su tradición y su cultura. Por cuestiones prácticas, nadie en Sheychelles se perderá la isla de Mahe, la más grande, donde se encuentra la capital, Victoria, protegida por un pico de mil metros.

Pero hay tanto que explorar que la elección es difícil. Praslin, que además de su coco de mer (una especie de semilla única que puede pesar 20 kilos) presume de albergar los mejores arenales del mundo, es una visita ineludible. Lo mismo que La Digue, famosa por sus formaciones rocosas. Aunque tal vez lo más aconsejable es perderse por sus islas menores: sus escasas estructuras y su adorable lejanía han logrado preservarlas de los estragos del turismo de masas. La Navidad aquí es sinónimo de paraíso.

ESTAMBUL

Entre las terrazas del Bósforo, los minaretes de plata vieja llenando con sus cánticos el aire especiado, las tentaciones del Gran Bazar y la fantástica Aya Sofia anda el juego. No te pierdas ni un solo encanto de la muy soñada Constantinopla y disfruta de la tibieza de la noche en cualquier de las azoteas que pueblan Sultanahmet, el barrio más auténtico de la ciudad.

PEKÍN

Definitivamente otro mundo. No podrás dejar de alucinar con el estilo de vida de la capital de China. No te pierdas la impresionante Ciudad Prohibida, patrimonio de la humanidad desde 1987 y de las dinastías Ming y Quing durante muchos más años. No dejes de darte un largo paseo por la Gran Muralla, imprescindible llevar calzado cómodo y si te asalta la nostalgia tómate las 12 uvas en la plaza de Tiananmen, la más grande del mundo.

MYANMAR

Disfruta de Myanmar, un viaje por uno de los países más desconocidos del sudeste asiático. Viaja para sobrevolar Bagán, sentir la espiritualidad del Monte Popa o conocer los curiosos pescadores del Lago Inle.

Sorry, the comment form is closed at this time.

WhatsApp chat
//