Top
 

¿Qué ver en Polinesia?

¿Qué ver en Polinesia?

La isla de Bora Bora, Moorea y Tahití, en la Polinesia Francesa, son un destino ideal para recién casados, que viene a pasar la luna de miel, viajes románticos, familias, solteros, famosos que buscan pasar desapercibidos, etc. Estando rodeado de un increíble paisaje volcánico y de sus montañas. ¡Bienvenidos al paraíso! Polinesia Francesa…

La Polinesia Francesa, es un conjunto de cinco archipiélagos formado por: Islas de la Sociedad, Australes, Tuamotu, Gambier, y Marquesas, cuenta con un total de 118 islas, de la cuales sólo 67 están habitadas.
La isla más poblada es Tahití, estando en el archipiélago de la Sociedad, donde vive el 69% de la población de la Polinesia Francesa y se encuentra la capital Papeete.

A continuación te exponemos los lugares imprescindibles que debes visitar en tu estancia en este paraíso:

La catarata de Taipivai

Nuku Hiva, segunda isla en tamaño con 330 kilómetros de costas, cuenta con numerosos atractivos: unos paisajes grandiosos, cataratas mágicas (entre ellas Hakaui, la tercera cascada más alta del mundo), un cañón, piscinas naturales, valles majestuosos, innumerables vestigios arqueológicos.

La playa de la Punta Vénus

Al norte de Tahití, la Punta Vénus debe su hermoso nombre al capitán Cook que acudió aquí para observar el paso de Venus delante del sol en 1769. Con sublime playa de arena negra y su faro, se ha convertido en un lugar ineludible durante una estancia en Tahití.

La laguna de Bora Bora

Resulta difícil no caer rendido ante el encanto de Bora Bora. La barrera de coral que rodea la laguna de la isla de Bora Bora le hace acreedora del apodo de “perla del Pacífico”. Es la isla más visitada de la Polinesia Francesa, ya que no se puede viajar a la Polinesia Francesa sin acudir a Bora Bora…

La arena rosa de Fakarava

Accesibles únicamente en barco, los bancos de arena rosa de Fakarava están situados en la punta del atolón, frente a Tetamanu. Estos bancos de arena son unas curiosidades de una increíble belleza que muestran toda una variedad de tonos rosados. Son frecuentados por los turistas y los habitantes de Fakarava que acuden allí a bañarse y a comer los domingos.

Rangiroa

En Rangiroa, el segundo mayor atolón del mundo, la tierra y el mar están en perfecta armonía. A lo largo de este collar de islas del océano Pacífico, ballenas, mantarrayas, delfines y tiburones ofrecen un espectáculo increíble. En tierra firme, los pueblos de Avatoru y de Tiputa muestran cómo es la vida en el Pacífico Sur.

Las cuevas de Rurutu

Los acantilados y las cuevas de las islas Australes son unos lugares legendarios. Antiguos yacimientos funerarios, en la actualidad sirven como puntos para observar las ballenas jorobadas. Los cetáceos se dan cita cada año en el litoral de las Australes para reproducirse. Los pintorescos pueblos llenos de colorido también merecen la pena.

Maupiti 

Situada 315 kilómetros al noroeste de Tahití y 40 kilómetros al oeste de Bora Bora, Maupiti es una isla minúscula (11 kilómetros de largo), remota y auténtica que seduce nada más verla, entre sus magníficos paisajes, sus playas de arena blanca, sus cumbres legendarias…

Las playas de Tikehau

La laguna está rodeada por una serie de motu de arena blanca y rosada que forman una piscina natural abierta al paso de Tuheiava. Los buceadores quedarán cautivados por la belleza y abundancia de la vida marina: rayas águila, bancos de barracudas y atunes, tiburones grises, tortugas marinas y delfines…

Las iglesias de las islas Gambier

Las islas Gambier se encuentran 1.600 kilómetros al suroeste de Tahití. Centro del catolicismo en Polinesia, cuenta con un número importante de iglesias y conventos, vestigios del siglo XIX. Algunas de ellas siguen en actividad, como la iglesia Saint-Michel de Rikitea cuyo altar está incrustado con nácar irisado.

Sorry, the comment form is closed at this time.

WhatsApp chat
//